Tagged: cliente

Pensando en complementos (de tu negocio)

5

Amalio Rey escribió recientemente en ¿Y dónde están los complementadores? un planteamiento que me resulta apasionante: es posible que alguien que se dedica a mi negocio no sea mi competencia, sino que seamos complementarios, lo que significa que podemos colaborar en proyectos donde cada parte aporta su conocimiento y experiencia para mejorar el resultado. Cuando conseguimos que personas/organizaciones se complementen y aporten al conjunto su diversidad de forma recurrente, podemos conseguir aumentar el valor percibido de nuestro producto-servicio. Este escenario, además de las ventajas inherentes a la colaboración entre iguales, tiene otras derivadas que lo hacen aún mas atractivo: En un contexto de creciente incertidumbre una empresa necesita controlar sus costes fijos para asumir menos riesgos. La forma de conseguirlo es dotándose de un ecosistema que complete los recursos y capacidades que aún no tiene, ni puede comprar. Pensar en complementos implica una manera distinta de pensar. Traducir tu negocio solo de términos en competencia es una interpretación miope de la dinámica actual. Las complicadas reglas del ‘manachmen’ están siendo ampliamente superadas por la sencillez de la participación, la relación ente iguales, la honestidad y la transparencia. En el negocio que conozco (PYME de desarrollo de software, aplicado a gestión de Recursos […]

(Leer más...)

Decir NO a los clientes

3

Orientación, orientación, orientación al cliente. Es ésta una competencia que en cualquier modelo de gestión aparece con letras mayúsculas y en negrita. A lo mejor tenemos que eliminar pensamientos establecidos, y pensar menos en el cliente y más en sinergias con tu sector y en establecer relaciones con nuevos compañeros de viaje. En gestión tradicional, esto sería una aberración. En versión “artesana”, las cosas cambian. La creencia tradicional es aumentar la cartera de clientes. Más clientes, más beneficio o lo que es lo mismo, quien más clientes tiene es el líder de su mercado. Pero, ¿ qué hay de la calidad ? No es tan importante tener muchos clientes, como tener “buenos clientes” (y no hablo sólo en términos de rentabilidad). Nuestros clientes actuales determinan, en buena medida, los servicios o productos que ofreceremos en el futuro. Con quien trabajamos afecta a quiénes seremos. Por eso es importante seleccionar bien y desarrollar esa capacidad de “decir” no creas que es lo más correcto. En cierta ocasión, rechazamos un proyecto con un importante cliente potencial por sus kafkianos requerimientos. Después, con el tiempo, hemos visto que ha sido beneficioso porque nos ha dado margen para abordar nuevos proyectos con otros clientes. mucho más rentables […]

(Leer más...)