La inteligencia tiene alma de mariposa

10

Como hemos comentado, la inteligencia creativa es una capacidad genética, aunque también puede desarrollarse.

La inteligencia tiene alma de mariposa, decía Don Santiago Ramón y Cajal. Y buscó, a través del microscopio, las misteriosas mariposas del alma, en un intento obsesivo por esclarecer el secreto neuronal de la vida mental. No pudo y aún hoy nadie lo ha conseguido. El terrible secreto de la búsqueda de la perfección: qué hace que las personas sean humanas o cómo se integra en el cerebro la información procesada en distintas áreas corticales para producir una percepción unificada, continua y coherente.

Nos esforzamos por diseñar algoritmos más y más complejos cuando aún no hemos analizado todas nuestras propias posibilidades. No sabemos casi nada sobre cómo procesa la información. Lo que sabemos también es que usamos una gran parte de nuestro cerebro durante todo el día (incluso mientras dormimos). Mirad una resonancia magnética. Se ha demostrado que es un mito esa afirmación de que únicamente utilizamos el 10% del cerebro, aunque algunos se empeñen en demostrar lo contrario.

En nuestra mano está enseñar(nos) a utilizarlo. Aprender en nuevos campos, pensar de modo crítico. Aprender a ser artesanos, renacentistas, emprendedores, escultores de sentimientos, poetas, … Aprender nuevos idiomas, apreciar nuevas culturas desde otro punto de vista, conocer maneras alternativas de enfocar las cosas. O incluso aprender a pintar, bailar o escribir, aunque no lo hagamos de forma perfecta.

Apasionarnos por algo o, más importante, por alguien.
Quizá ahí están las almas de mariposa…

 

10 comentarios

  1. Un lujo de post. Cada día más, necesitamos un nuevo sistema educativo para la creatividad: http://matenomia.blogspot.com.es/2006/09/un-nuevo-sistema-educativo-para-la.html
    Porque venimos de un mundo…
    http://nomada.blogs.com/jfreire/2006/09/vengo_de_un_mun.html

    • Muchas gracias, Juan Francisco.
      Efectivamente, necesitamos un nuevo sistema educativo para la creatividad.

      Tengo que leer tu post con detenimiento, que tiene muy buena pinta y creo que resume bien el gusanillo que llevo dentro respecto a la creatividad.

  2. Bueno, bueno, Telémaco tiene que leer tu definición. Te acabas de superar con lo “escultor de sentimientos”. Que siga la inspiración en la ribera del Ebro.

    • Telémaco says:

      Leía el post a media mañana, pero no me he recuperado del shock hasta ahora.
      Nunca me habían llamado una cosa tan bonita, “escultor de sentimientos”, anonadado me has dejado.
      Gracias, amigo.

      • Escultor de sentimientos… al menos en mí siempre provocas sensaciones y nuevos espacios de reflexión.
        Gracias a ti por hacernos más ameno cada día. ;-)

  3. Sr Mussol says:

    Los post de tu blog resultan ciertamente inspiradores cada día, rompiendo el mito de técnicos cabezas cuadradas, más allá de la tecnología están las personas y es este espíritu el que rezuma por todos lados este blog. Gracias.

  4. Miguel says:

    Me gustó la reflexión. Me parece que, en línea con tu reflexión, este artículo de Wired: http://archive.wired.com/wired/archive/14.07/genius.html

  5. […] está fuera de sus capacidades creativas. La tercera y última lección aprendida es que debemos repensar el concepto de inteligencia, yendo más allá de la inteligencia académica. Aspectos como la inteligencia emocional son claves […]

  6. PixerDesign says:

    Nunca me habían llamado algo tan bonito, no sé si seré poeta, quizá todos somos un poquito a nuestra manera… Muchisísisimas gracias ;)

Leave a Reply to PixerDesign Cancel reply